EL SUEÑO EN LA INFANCIA
La función del sueño es ordenar las experiencias vividas durante el día y reorganizar la memoria. Es el momento del día en el que se reordenan las sinapsis y el cerebro se reprograma, reorganiza, restaura y restablece muchos equilibrios. Como consecuencia también se reorganiza nuestro organismo.
  1. Un recién nacido duerme unas 20 horas al día.
  2. A los 3 meses entre 16 y 18 horas al día
  3. A los 6 meses unas 12 horas al día
  4. Entre los 3 y los 8 años unas 10 horas repartidas en dos bloques
  5. Entre los 9 y los 12 años unas 9 horas ya sólo en un ciclo.
Estas cifras son aproximadas, ya que las necesidades de sueño dependen de muchos factores personales y de las circunstancias vividas durante el día.
El sueño, para que sea reparador, debe ser profundo e initerrumpido. El sueño entrecortado puede ser indicativo de tensión emocional. El despertar, esto es, la conexión con el mundo exterior debe ser un proceso fácil y agradable. Si los niños se despiertan con dificultad, con sensación de cansancio, es que no han tenido un sueño reparador.
Los niños que duermen bien son, en general, optimistas, alegres, afables, positivos y energéticos, mientras que los que duermen mal se sienten más inseguros, temerosos y se aíslan más.
El despertar es un momento importante del día, sobretodo para los niños, porque en esta fase se establecen los patrones de conexión y de relación de la estructura física, emocional y mental. El despertar se acompaña de una serie de actividades automáticas, rítmicas, y diarias: asearse, vestirse, desayunar…., establecemos los primeros patrones de función que nos acompañan todo el día, por ello, es conveniente despertar a los niños y darles unos minutos para adaptarse.
Muchos niños descargan durante el sueño las tensiones acumuladas durante el día y no llegan a ordenar bien sus experiencias. Otros duermen mal porque por la noche ponen en marcha sus temores o fobias. Algunos buscan la compañía de adultos, otros huyen de la oscuridad…..en cada caso, habría que estudiar e investigar el problema de sueño que se presente, siempre y cuando, éste sea repetitivo y frecuente en el tiempo.

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top