TÉCNICAS BÁSICAS DE DISCIPLINA: CUANDO IGNORAR UNA CONDUCTA
Un modo eficaz de eliminar comportamientos específicos que nos irritan a los padres es simplemente ignorarlos, ya que, al ignorar sistemáticamente ciertos comportamientos actuando como si no existieran, se consiguen resultados asombrosos.
Los niños pueden hacer cualquier cosa para conseguir nuestra atención y saben exactamente lo que más nos puede irritar o alterar, si ignoráis el comportamiento irritante cada vez que se produzca el niño dejará de actuar de ese modo, ya que no obtiene los resultados buscados.
LA IGNORANCIA SISTEMÁTICA ES EL ARTE DE IGNORAR LOS COMPORTAMIENTOS QUE DESAGRADAN Y PRESTAR ATENCIÓN POSITIVA A LOS QUE AGRADAN. NUNCA SE DEBE HACER UNA COSA SIN LA OTRA.
Sin embargo, antes de aplicar este tipo de estrategias deberemos valorar el comportamiento y decidir si se puede ignorar sin problemas, es decir, no podemos ignorar conductas peligrosas o acciones intolerables como pegar y morder a los demás.
Es importante que no reaccionéis ante el comportamiento que decidáis ignorar de ninguna manera, verbal o no verbal. No debemos mirar al niño cuando esté actuando, ni hacer gestos, sino que deberemos hacer como si estuviésemos ocupados en otras cosas y continuar así tanto tiempo como el niño prolongue su comportamiento.
Por último recordaros, que cuando se empieza a ignorar una conducta que se desea cambiar, el niño hará todo lo posible para atraer nuestra atención, es decir, incrementará la intensidad, volumen y frecuencia de sus actos para obtener respuestas, no abandonéis, ya que, la conducta a eliminar, poco a poco, irá disminuyendo hasta desaparecer por completo.

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top