El uso de la TV y los niños pequeños

La televisión cuando los niños son muy pequeñitos hay que usarla con moderación y sobre todo con mucho control y sólo con contenidos específicos para ellos. 
Los papás debemos evitar que nuestros bebes accedan a imágenes de adultos con información y ruidos que no les van a aportar ningún beneficio, más bien al contrario.
Los bebés no tienen filtros y lo absorben todo, por lo que las imágenes violentas y los ruidos fuertes les pueden sobreexcitar y/o asustar, además, toda esa información, se les queda grabada en la memoria implícita y no la pueden razonar, ni verbalizar, ni asimilar como un adulto, por lo que, si sucede muy a menudo, les puede sobrecargar.
Nuestros hijos necesitan que sus necesidades físicas, de afecto y estimulación sean satisfechas en todo momento y estar en entornos seguros, donde se sientan cómodos, tranquilos  y confiados, con rutinas predecibles, evitando momentos de estrés y de descompensación. 
Poner a los bebés delante de la televisión para ver algún video infantil no les hace daño aunque tampoco les educa. Si es un ratito corto  con música relajante lo pueden disfrutar pero hay que evitar que pasen demasiado tiempo frente al televisor, incluso con imágenes infantiles. Todo el contenido adulto, sobre todo con escenas de violencia o ruidos fuertes, deberíamos evitarlo absolutamente. 
Cuando son tan pequeñitos y están asimilando tanta información, lo ideal es pasar tiempo con ellos hablándoles, acariciándoles, jugando, leyéndoles y dándoles todo nuestro amor. Los juegos motrices con movimiento son ideales y disfrutar de la compañía de otros niños juntos con todo lo anterior es lo que más necesitan en esta etapa tan importante de su vida. La televisión puede servir de apoyo en ocasiones, pero de manera muy limitada y controlando los contenidos en todo momento.
Los niños no por ser pequeños dejan de asimilar, y hay que protegerles de cualquier cosa que les pueda dañar (imágenes, sonidos, palabras o gestos bruscos). Lo mismo que cuidamos su alimentación y no les damos nada antes de tiempo, o les protegemos de los golpes, o evitamos llevarles a sitios con mucho ruido, gente y/o contaminación, también debemos protegerles de las imágenes o contenidos que aparecen en la televisión.

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top